¿Por qué hacer Catarsis?

“La indiferencia es la materia bruta desbaratadora de la inteligencia”


En los últimos años, muchxs hemos vuelto a interrogar el pensamiento de Antonio Gramsci para interpretar y transformar la realidad latinoamericana, redoblando el interés hacia este intelectual y militante autodidacta, tanto en ámbitos universitarios como en el seno de movimientos populares y organizaciones de izquierda del sur global.

Entre las categorías y términos elaborados por este marxista italiano, el de catarsis señala un
pasaje o metamorfosis intensa, mediante la cual se logra superar el estado “egoísta” o  meramente “económico-corporativo”, para afirmar el momento “ético-político”, en el que las
clases y grupos subalternos se articulan entre sí, toman consciencia de sus intereses comunes y de la necesidad de auto-organizarse para defenderlos, constituyéndose en sujeto político con vocación hegemónica, para en ese andar colectivo revolucionar a la sociedad de raíz. Queremos inscribir esta revista en este particular horizonte de sentido.

Pretendemos explorar el potencial de un uso y actualización de la obra gramsciana, no en la clave de una estéril querella “gramsciológica”, sino como pensamiento vivo y estímulo para la acción, que nos ayude a conocer y modificar de cuajo la realidad argentina y latinoamericana. Gramsci no es para nosotrxs pastor con báculo. Creemos que hoy más que nunca existe la necesidad de reafirmar el compromiso de la universidad pública y del pensamiento crítico con las clases subalternas, y de acompañar este esfuerzo desde el diálogo de saberes, sentires y haceres, con la elaboración de herramientas de in(ter)vención teórico-prácticas, orientadas a un público amplio y heterogéneo, que considera urgente la interpretación del mundo, precisamente para poder transformarlo.

A eso apunta Catarsis como producción y apuesta colectiva: enhebrar núcleos de buen sentido y aunar narrativas socio-políticas que trastoquen la normalidad burguesa, patriarcal, racista y neocolonial. Nos interesa cuestionar y desnaturalizarlo todo, pero a la vez convidar experiencias y procesos de autoafirmación que trasciendan la pura negatividad. Retomar, pues, la política como arte estratégico e intensidad militante, desde y para la vida cotidiana, sin descuidar los debates fundamentales que atraviesan a nuestras sociedades.

A través de esta revista queremos aportar nuestro granito de arena en la dura batalla para la realización del momento ético-político, que entendemos como un proceso de transformación colectiva desde abajo y a la izquierda, a partir del reconocimiento de las diferencias y especificidades de las variadas luchas y sujetxs subalternxs. Se trata de una tarea compleja pero fundamental, que pensamos pueda ser facilitada por la elaboración de un “lenguaje común” gramsciano, una nueva gramática disruptiva que permita irradiar lecturas y tender puentes entre los infinitos proyectos de resistencia que pugnan por superar la barbarie capitalista por la que atraviesa la región.

No es posible sustraernos de la lucha por la hegemonía y la disputa de sentidos. Se trata de una necesidad histórica que debe ejercitarse aquí y ahora, por el nivel de las amenazas que las clases dominantes y el imperialismo despliegan, pero también por la urgencia de plantear una alternativa integral a este modelo “civilizatorio”, que al tiempo que piense el compromiso, comprometa el pensamiento. 

En cada número abordaremos un tema central que será presentado a las y los lectores a través de variadas contribuciones, buscando siempre una articulación entre la mirada teórica y el saber militante, que amalgame la filosofía de la praxis, la investigación-acción y la teoría del puño levantado. Se tratará de cuestiones candentes de la realidad política argentina y regional, con el objetivo principal de animar el debate grupal e imaginar modalidades de in(ter)vención colectiva que se animen a cambiar todo lo que deba ser cambiado.

La revista se ocupará además de varios asuntos y temáticas relativas a la coyuntura política, económica y social del país y de América Latina, en diálogo con las tradiciones culturales contemporáneas que aporten a fortalecer los proyectos emancipatorios habidos y por haber. Gramsci estará presente a lo largo de estas páginas, tanto bajo la forma de contribuciones originales y escritos revisitados, como en el uso, traducibilidad y recreación de sus conceptos y categorías, pero sobre todo en el espíritu creativo e indisciplinado que nos legó, y en la mirada política, investigativa y sentipensante que queremos adoptar, inspirada en una labor militante e intelectual.